viernes, mayo 05, 2017

Reseña: Life (2017)

Casi desapercibida entre otros estrenos más importantes, Life (2017) es a pesar de todo una interesante muestra de terror espacial que al menos ha intentado traernos una historia mil veces vista en una forma un tanto diferente y sobre todo muy poco habitual teniendo en cuenta la trama que está contando. Por mucho que su trailer haya querido ocultarlo, es bueno que entremos a ella sabiendo que es básicamente una película de monstruos muy en la línea de ejemplos clásicos del género que han estado rodando desde siempre, no solo Alien (1979) como ha comentado la mayoría sino mucho más atrás, con obras en blanco y negro como It! The Terror From Beyond Space (1958), que fue la primera que se me vino a la mente dada la trama. 

Donde reside la principal diferencia con sus antecedentes es que el argumento de Life (básicamente la historia de una misión a Marte que trae consigo una forma de vida alienígena que resulta ser hostil y con muchos recursos) se ve hasta cierto punto elevado gracias a la presencia de un elenco de actores "respetables" y una ambientación sobria que intenta además ser más realista con el desarrollo actual de la tecnología espacial, como si alguien hubiese intentado hacer Alien pero para un público habituado a ver odiseas espaciales más cercanas a la realidad como Gravity (2013) o The Martian (2015). También el descubrimiento y la posterior batalla contra el monstruo son cosas que ocurren de forma mucho más lenta y gradual, centrándose además en gran medida en el lado emocional de los personajes y la frustración típica de las películas anteriormente citadas cuando los planes no salen bien y las dificultades comienzan a apilarse una sobre otra. 

El resultado es paradójico, porque a pesar de todos estos disfraces la cinta sigue siendo en el fondo una serie B con muchos de los elementos que nos han traído otros trabajos en apariencia más ligeros. Lo bueno es que está hecha bien; el diseño de la criatura es muy atractivo y a pesar de que es realizado por completo mediante tecnología digital, se siente como una amenaza real y el miedo que se experimenta por los miembros de la tripulación es genuino. Como contraparte a esto, hay que decir que los personajes son ampliamente mejorables y a pesar de que el ambiente es más conocido a aquello que conocemos de los viajes espaciales, las decisiones tomadas por estos supuestos científicos son un tanto insólitas y poco creíbles teniendo en cuenta su trasfondo. Muchas de estas decisiones pueden explicarse sin duda a través del pánico y la degeneración mental, pero algo me dice que están ahí principalmente para ayudar al argumento.

A pesar de esto es una película que me ha parecido muy eficiente y sobre todo mucho mejor de lo que esperaba en un principio. Su apariencia supuestamente "seria" y su énfasis inicial en los personajes, eso sí, no engañan a nadie: esta es una historia de monstruos de toda la vida sólo que un tanto más lenta de lo habitual, pero al menos llegado el momento sabe lo que es y nos trae un terror espacial muy digno que probablemente merecía una mayor notoriedad en cartelera. Si es que incluso el final rezuma terror clásico por todos lados. Echadle un vistazo si todavía está.

No hay comentarios: